Ayuda Psicologica

Psicopatología - Ayuda Psicologica

Trastorno de conversión

E-mail Imprimir

trastorno de conversiónEste tipo de trastorno suele iniciarse generalmente en los últimos años de la adolescencia o en los primeros de la edad adulta, siendo rara su aparición antes de los 10 años o después de los 35. Su prevalencia en la población general es variable y oscila entre el 11/100.000 y 300/100.000. El proceso se caracteriza por la presencia de síntomas o déficits que afectan las funciones motoras o sensoriales, sugiriendo un trastorno neurológico o alguna enfermedad médica.

Los síntomas no son simulados ni producidos intencionadamente. Se ha observado que ciertos conflictos o acontecimientos estresantes preceden el inicio o exacerban la aparición de dichos síntomas .

Los síntomas o déficit motores típicamente observados son alteraciones de la coordinación y del equilibrio, parálisis o debilidad muscular localizada, afonía, dificultad para deglutir, sensación de nudo en la garganta y retención urinaria.

Los síntomas y déficit de tipo sensorial más frecuentes suelen ser pérdida de sensibilidad táctil y dolorosa, diplopía, ceguera, sordera y alucinaciones. También pueden aparecer crisis o convulsiones.

El inicio de este trastorno suele ser repentino, pero también aparece de manera gradual. La mayoría de los síntomas son de corta duración. La remisión de los síntomas, suele producirse en un periodo aproximado de 2 semanas. Casi la cuarta parte de los individuos presentan recidivas durante el primer año. Debe establecerse el diagnóstico de trastorno de conversión sólo cuando se ha efectuado un exámen médico exhaustivo que permita descartar una etiología neurológica o de otro tipo. En estos casos los síntomas de conversión no se corresponden con mecanismos fisiológicos y vías anatómicas conocidos, sino que más bien son el producto de las ideas que el individuo tiene de lo que es la enfermedad. También es llamativo que los individuos con síntomas de conversión pueden manifestar una relativa falta de preocupación sobre la naturaleza o las implicaciones del síntoma o por el contrario presentar actitudes de tipo dramático o histriónico. No obstante se requiere mucha prudencia en el diagnóstico pues podría ser posible estar descartando una enfermedad neurológica real.

Téngase además en cuenta que incluso el diagnóstico de un trastorno de conversión no tiene por que excluir un posible trastorno neurológico o enfermedad médica o por consumo de sustancias. Además de lo anteriormente señalado complica el diagnósitco la diferenciación con otros trastornos somatomorfos o procesos psiquiatricos que cursen con síntomas somáticos o de un posible trastorno facticio o simulación.

Aunque los síntomas realmente no parecen ser simulados, hay veces que es imposible llegar a una conclusión clara en este sentido. Recuérdese que, el término conversión deriva de la hipótesis de que el síntoma somático representa la resolución simbólica de un conflicto psicológico inconsciente, que tiene por objeto disminuir la ansiedad manteniendo el conflicto fuera de la conciencia . Ello produciría por sí mismo una «ganancia primaria». Asimismo, los síntomas podrían producir una «ganancia secundaria» derivada del beneficio obtenido por la evitación e responsabilidades u obligaciones importantes.

Atendiendo a las características de la naturaleza del síntoma o déficit se han establecido los siguientes subtipos:

  • Con síntoma o déficit motores. Cuando el trastorno se manifiesta con síntomas como alteración de la coordinación psicomotora y del equilibrio, parálisis o debilidad muscular localizada, dificultad para deglutir, sensación de «nudo en la garganta», afonía y retención urinaria.
  • Con crisis o convulsiones. Cuando incluye crisis o convulsiones, con presencia de componente motor voluntario o sensorial.
  • Con síntoma o déficit sensoriales. Este subtipo incluye síntomas como sensación de pérdida de la sensibilidad táctil y dolorosa, diplopía, ceguera, sordera y alucinaciones.
  • De presentación mixta. Si hay síntomas de más de una categoría.

El manual de diagnóstico CIE-10 considera la conversión como un tipo de trastorno disociativo y propone criteriosdiagnósticos separados para los trastornos motores disociativos, convulsiones disociativas y anestesiadisociativa y pérdida sensorial, incluyéndolos a su vez en una sección donde pueden encontrarse asimismo, la amnesia disociativa y la fuga disociativa.

 

Referencia: Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.DSM-IV.Masson S.A. ©1.995

 

Comentarios   

 
0 #3 yuliet 18-10-2012 21:03
Me parece importantisimo este tema si tan solo lo hubiese leido antes mi mamá estuviera viva,ella murió y no supimos de que.no queria comer sentia nudo en la garganta,eso fue en agosto del 2011, la internamos 3 veces en el hospital, los medicos decian q no le encontraban nada,al final se le paralizo la mitad del cuerpo y estaba en coma parecia q si nos miraba y solo se quejaba.analiza ndo con mis hermanos nos dimos cuenta de que le afecto mucho de q mi hmano mayor de 34 años se habia casado con una chica que no tenia profesion y tenia un hijo de otro hombre y estaba embarazada de mi hermano.ademas en su vida pasada sufrio maltrato sicologico de mi papá y encima en julio se casó mi hermano y en agosto yo,se sintió sola,hoy la extraño mucho y el 2 de Noviembre va a ser 1 año de su muerte.me siento muy mal y ya no tengo ganas de vivir. solo quisiera q ella me abrace y me de sus Animos porque ella era muy carismatica y a todos nos daba Animos
Citar
 
 
0 #2 Guest 28-06-2011 14:01
me parecen excellentes los articulos
Citar
 
 
0 #1 Guest 06-11-2010 03:16
me parece excelente el artículo, estoy iniciando la inscripción. gracias
Citar
 
VD. ESTA EN: Inicio Trastorno de conversión

Test de inteligencia

Test laborales

Test de orientación